EL DESARROLLO HACIA ADENTRO (1945 – 1980)

                La orientación que tomaron las políticas económicas a partir de la posguerra fue considerada por políticos y analistas como una oportunidad desaprovechada, alejándose de la apertura económica, el equilibrio fiscal y la moneda sana que debía llevar a los países a prosperar y desarrollarse.

Pero a pesar de esto, estas políticas tuvieron éxito, creció el Producto Bruto Interno y el producto industrial, además se destacó la racionalidad en la toma de decisiones para plasmar el modelo de desarrollo.

 

La economía mundial había cambiado y EE.UU. diseño nuevas reglas a partir de los acuerdos de Bretton Woods[1] y la creación del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Interamericano de Reconstrucción y Fomento (BIRF- Banco Mundial), se buscaba facilitar las inversiones y mantener la estabilidad monetaria y financiera.

Por su parte en el ámbito comercial se creó el Acuerdo General de Aranceles y comercio (GATT).

 

En Latinoamérica surgió el “Estado interventor” aumentando las regulaciones sobre la actividad económica y desarrollando un importante sector productivo en manos estatales; en algunos países se intervino en las relaciones entre empresarios y trabajadores. Los estados fueron los principales actores en el proceso de sustitución de importaciones.

Para hacer viable el modelo de “sustitución de importaciones” fue necesario crear medidas económicas que favorecieran a los industriales y en menor medida a los trabajadores; se protegía a los bienes de consumo y se facilitaban la adquisición de bienes de capital.

La estrategia fue exitosa, se observaron altas tasas de crecimiento económico y un gran aumento de la producción industrial.

 

Durante el periodo de guerra países como Brasil dedicaron esfuerzos a la industria militar; Getulio Vargas argumentaba que los países suficientemente industrializados eran los que tenían la capacidad de producir material bélico.

Varios países latinoamericanos también actuaron con respecto al sector energético, la creación de grandes empresas petroleras afirmaba la soberanía nacional o era una solución a la costosa importación de combustibles.

 

El proceso de sustitución de importaciones tuvo dos fases: en la primera se fabricaban bienes de consumo ligeros, para pasar luego a la producción de bienes intermedios, de consumo durable y de capital. Pero a pesar del éxito había problemas planteados por la pequeñez de los mercados locales, la insuficiente innovación tecnológica y la debilidad de las empresas nacionales; lo que limitó las posibilidades del desarrollo industrial. Estas condiciones fueran provechadas por las multinacionales en la década de 1950, amparadas en la protección a la producción nacional se instalaron en los países latinoamericanos para aprovechar la demanda de los mercados abastecidos insuficientemente.

 

Por su parte, en el aspecto demográfico se observó un significativo incremento como consecuencia de la elevada tasa de natalidad y las mejoras sanitarias que los estados y los organismos internacionales se comprometieron a desarrollar. Las ciudades crecieron notablemente debido a la migración campo-ciudad, propiciado por la estructura de la tenencia de la tierra y las oportunidades laborales que ofrecía el desarrollo industrial en el espacio urbano.

Las transformaciones en la sociedad se hicieron visibles, la organización de los trabajadores en sindicatos fue en aumento y jugaron un rol fundamental.

En el ámbito de la educación durante estos años se dio la modernización social y cultural, en la cual se afirmaba la cultura nacional, y a la vez se adoptaban modelos de los países desarrollados, el logró más importante es la reducción del analfabetismo.

 

A mediados de la década de 1950 los gobiernos se preocuparon por el desarrollo, con orientaciones políticas conocidas como el “desarrollismo”. Los estados buscaron resolver los graves problemas económicos, para incrementar la inversión se recurrieron a capitales extranjeros y al apoyo del Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.

Pero en muchos países, en los sesenta, se hacia necesaria la reforma agraria, pero las más profundas solo fuero realizadas por las revoluciones.

Sin embargo los modelos económicos adoptados durante la postguerra no lograron disminuir la desigualdad social ni la pobreza, por el contrario en la mayoría de los países se observa una mayor concentración del ingreso.

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

ARÓSTEGUI, J.- BUCHRUCKER, C.- SABORIDO, J. “EL MUNDO CONTEMPORÁNEO: historia y problemas”. Ed. Biblos. Buenos Aires. 2001

 


[1] Los acuerdos de Bretton Woods son las resoluciones de la conferencia monetaria y Financiera de las Naciones Unidas, realizada en el complejo hotelero de Bretton Woods, (Nueva Hampshire, Estados Unidos), entre el 1 y el 22 de julio de 1944, donde se establecieron las reglas para las relaciones comerciales y financieras entre los países más industrializados del mundo. En él se decidió la creación del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional y el uso del dólar como moneda internacional.

Deja un comentario

Archivado bajo 6º Derecho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s